Vender un piso en Sevilla con mascota

Según el Registro Central de Animales de Compañía, en la provincia de Sevilla actualmente conviven 539.790 animales domésticos.

Este dato supone el 18,7% de todos los animales de compañía registrados en la comunidad de Andalucía, una cifra que para nada nos resulta extraño a los habitantes del barrio de Santa Aurelia, debido a nuestro amor incondicional por los animales. 

Según el Registro, los perros son los animales domésticos preferidos por los sevillanos. De los 539.790 animales censados en la provincia de Sevilla, 506.799 se corresponden con perros.

A pesar de que desconocemos los datos concretos pertenecientes al barrio de Santa Aurelia, no dudamos en que buena parte de estos registros se concentran en nuestro barrio debido a la gran cantidad de perros que acostumbramos a encontrar paseando por nuestras calles.

Con una cantidad de animales domésticos tan grande, no es de extrañar que buena parte de los pisos que se venden, cuenten con una mascota como miembro más de la familia.

Pero, ¿cómo tramitar este tipo de situaciones?

¿Cómo vender un piso en Sevilla cuando se tiene mascota?

Si tienes que vender un piso en Sevilla, pero necesitas seguir viviendo junto con tu animal hasta que se produzca la venta, toma nota de nuestros 5 consejos.

1. Limpia en profundidad

Todos los que tenemos animales en casa, sabemos la cantidad de pelos que pueden soltar.

Pelos que se quedan pegados en las alfombras, el sofá e incluso la ropa. Aunque nosotros podamos estar acostumbrados, para las personas que no tienen animales, salir de una casa con pelos impregnados en su ropa, puede resultar algo molesto. 

Para evitar esta situación, aspira en profundidad la casa y sacude bien todos aquellos materiales en los que puedan quedarse adheridos. Si esperas recibir varias visitas de compradores en una temporada concreta, quizás convenga que lleves a la tintorería tus alfombras para conseguir una limpieza completa.

vender-piso-en-sevilla-con-mascota-1

2. Elimina el olor de tu mascota

Puede que a nosotros no nos resulte desagradable. Es más, probablemente nosotros estemos tan acostumbrados al olor de nuestras mascotas que ni lo notemos.

Pero lo cierto es, que las personas que no acostumbran a vivir con animales de compañía, notan mucho su olor cuando entran a una casa.

Esta situación podría resolverse fácilmente ventilando bien la casa antes de cada visita, pero en ocasiones, esto no es suficiente.

Algunos de los propietarios optan por emplear fuertes ambientadores para tapar los olores, pero esta técnica no es la más recomendable ya que lo único que consigue es que los olores se superpongan entre sí, creando una fragancia final poco agradable.

Si con ventilar la vivienda no es suficiente, puedes optar por colocar flores frescas en puntos estratégicas de tu vivienda. Además de ofrecernos una agradable fragancia, las flores suelen ir muy bien con la decoración colorida de los pisos de Sevilla.

Otra alternativa, también puede ser emplear neutralizadores de aire y demás productos que ayuden a absorber los olores. 

3. Reemplaza posibles desperfectos

Si nada más entrar a tu casa, tu comprador se topa con importantes rasguños en el parqué, lo primero que se le pasará por la cabeza será el dinero que deberá invertir para poder hacer frente a los desperfectos. Y quien dice rasguños en el suelo, dice rasguños en los marcos de las puertas, el sofá, las cortinas e incluso las paredes.

Mantener la casa impoluta y convivir con animales, puede convertirse en cosas incompatibles para muchos de sus dueños. Si te encuentras en esta situación, pide presupuesto y acude a tu agencia inmobiliaria.

Ellos podrán informarte a cerca del aumento de valor que puede experimentar tu vivienda gracias a estos arreglos para calcular si te merece la pena o no, enfrascarte en ciertas reformas.

Aunque el cambio de suelos o el arreglo de paredes puedan parecer arreglos costosos y prolongados en el tiempo, en ocasiones se convierten en la mejor manera para conseguir vender un piso en Sevilla más rápido y por más precio.

4. Evita que aparezca en tus fotografías

Tanto nosotros como los dueños de los 539.790 animales domésticos que hay en Sevilla, sentimos un amor incondicional por las mascotas.

Sin embargo, esta pasión no es vivida de manera tan intensa por todos los habitantes de la capital andaluza.

Si necesitas vender un piso en Sevilla con mascota, te recomendamos excluir cualquier tipo de imagen de tu mascota tanto en el momento de las fotografías como en el momento de las visitas.

Para conseguir atraer el interés de un mayor porcentaje de interesados, es importante que la vivienda se muestre despersonalizada.

Esto quiere decir, que no es aconsejable mostrar objetos que dejen vislumbrar de manera directa la personalidad de su dueño, ya que los compradores pudieran no sentirse identificados.

Gestionar la presencia de animales en la venta de una vivienda, es uno de los puntos sobre los que se centra el Home Staging, una de las técnicas más eficaces a la hora de mejorar la puesta en escena de viviendas para conseguir ventas más rápidas y rentables.

Si quieres descubrir el resto de beneficios que esta metodología puede aportar a tu vivienda, descárgate nuestra Guía de Home Staging.

Guía de Home Staging

5. Evita que estén presentes durante las visitas

Si no es recomendable que en tu piso en venta de Sevilla aparezcan fotografías de tu mascota, desde luego tampoco lo es que tu perro o tu gato se encuentre presente en el momento de la visita.

Además del estrés que puede ocasionar a tu animal el hecho de recibir a personas desconocidas dentro de su territorio, es posible que a tu comprador tampoco le apasione la idea de comprar una vivienda en la que haya vivido una mascota.

Aunque la vivienda se encuentre perfectamente limpia, arreglada y sin olores, el hecho de saber que ha vivido un animal en la que será tu vivienda, puede echar para atrás a algunos de los compradores.

Además, nunca sabremos la reacción que va a tener el animal con la llegada del visitante. Por ejemplo, si tenemos un perro, es posible que este comience a ladrar o se emocione demasiado con la llegada de alguien nuevo lanzándose a sus piernas o lamiéndole. Y aunque nuestro perro lo haga con la mejor de las intenciones, quizás esto resulte incómodo para nuestra visita.

 

Pero si por el contrario sabes que tu posible comprador es un amante incondicional de los animales (cosa que no resultará complicada viendo la gran cantidad de mascotas que existen en los pisos de Sevilla), olvida todo lo dicho hasta el momento.

Deja bien claro que en tu casa has estado viviendo con una mascota para que se sienta identificado con tu estilo de vida y compruebe la adecuación de tu vivienda para la convivencia con animales. 

 

*Si eres uno de los506.799 sevillanos que convives con un perro, seguro que has vivido alguna anécdota divertida con él. Cuentanosla y...¡participa en nuestro concurso! La anécdota más divertida ganará una taza y una chapa, ambas personalizadas. Además, solo por participar, podrás recoger en una de nuestras oficinas, un disco volador para divertirte junto con tu fiel compañero. 

concurso mascotas vivenzia home

 

    Nuevo llamado a la acción

    Suscríbete al Blog

    Nuevo llamado a la acción